jueves, 3 de marzo de 2011

Los enfermos de Fibromialgia piden el derecho a la incapacidad total

 Noticias: Los enfermos de Fibromialgia piden el derecho a la incapacidad total

14 de febrero 2011 - Hoy en la plaza de España se han concentrado los miembros de la asociación de fibromialgia y fatiga crónica de Lebrija. Reclaman el reconocimiento de la enfermedad por parte de las administraciones públicas y el derecho a la incapacidad laboral para los enfermos más graves.   

video

http://www.lebrija.tv/modules.php?name=News&file=article&sid=6200

Sensibilidad Química, una nueva enfermedad que pone al paciente bajo sospecha

Cerca de medio millón de españoles pueden padecer algún grado de Sensibilidad Química y Ambiental Múltiple (SQM), una patología aún no reconocida plenamente y cuyos enfermos suelen sufrir, además, la incomprensión o escepticismo de muchos médicos que desconocen su existencia.

Así lo exponen los doctores Joaquim Fernández-Sol… y Santiago Nogué, del Hospital Clínico de Barcelona, en el libro "Sensibilidad Química y Ambiental Múltiple" (Viena Ediciones), donde recogen los aspectos generales de la enfermedad, las manifestaciones clínicas, posibles tratamientos o recomendaciones prácticas para los pacientes.

El doctor Nogué define la SQM como una enfermedad caracterizada por la pérdida progresiva de tolerancia a la presencia en el medio ambiente de agentes químicos diversos, como productos de limpieza, perfumes, pinturas, disolventes o hidrocarburos, aunque muchos extienden también esta hipersensibilidad a bebidas alcohólicas, alimentos y fármacos que antes toleraban, e incluso a las ondas electromagnéticas.

El desencadenante de este síndrome puede ser la exposición única o reiterada a uno o varios productos tóxicos -insecticidas, gases y vapores irritantes, derivados del petróleo, edificios enfermos y otros-, pero no siempre se constata este antecedente.

En una entrevista con Efe, el doctor Fernández-Sol… señala que, aunque no existen estadísticas exactas, los cálculos aproximados indicarían que hasta un 1 por ciento de la población podría estar afectada por algún problema crónico de SQM, aunque sólo en un diez por ciento de estos afectados tendría una trascendencia grave.

Fernández-Sol… comenta que algunas de estas personas simplemente notan dolor de cabeza o irritaciones cuando, por ejemplo, acuden a un centro comercial y entran en contacto con el ambientador, y se les pasa cuando marchan, pero en otros casos se trata de trabajadores de industrias que están continuamente expuestos a productos que les provocan malestar y hacia los que desarrollan esta sensibilidad.

Así, al inhalar estos productos, estas personas sufren ahogo, dolor de cabeza, náuseas, fatiga extrema y mal estado general que les impide seguir en este ambiente. Al separarse del desencadenante mejoran progresivamente en horas o pocos días, pero en general los pacientes graves sufren una gran pérdida de calidad de vida debido a la SQM.

El problema para diagnosticar la enfermedad es que no se producen alteraciones significativas en las pruebas analíticas de sangre u orina que permitan confirmar el diagnóstico: "no hay marcadores específicos, pese a lo cual el cuadro clínico es muy claro y característico", indica el doctor Fernández-Sol….

Santiago Nogué, que en 2009 coordinó la primera Reunión Nacional sobre SQM, advierte en el libro que "muchos de estos pacientes son injustamente etiquetados de una enfermedad psicosomática, de un síndrome ansioso-depresivo o de absentistas laborales", y añade que la incredulidad por la existencia real de la enfermedad suele abarcar desde los familiares, a su entorno laboral e incluso a los médicos de cabecera y otros especialistas.

Fernández-Sol… indica al respecto que "hay otras enfermedades en las que no aparecen marcadores, como la migraña, un tipo de dolor de cabeza en el que te tienes que creer al enfermo", pues los síntomas no se reflejan en un escáner o un electroencefalograma, "y en cambio no se dudará de que un paciente o un compañero de trabajo la tenga".

Los doctores advierten que las intolerancias a productos cotidianos como colonias, lejías, pinturas o disolventes no son de tipo alérgico, pero pueden acompañar a otros síndromes, como la fatiga crónica o la fibromialgia.

Joaquim Fernández-Sol… manifiesta que ello es debido a que todas estas enfermedades tienen un origen neurológico común y "a veces una persona puede empezar antes con más sensibilidad química, otros con más dolor y otros con más fatiga, pero al cabo de un tiempo van juntando los otros síntomas y todos tienen de todo, lo que en medicina se le llama comorbilidad".

El doctor confirma que, cuando en las grandes ciudades se superan los limites normales de contaminación, estas personas sufren mucho más las consecuencias, por lo que deben quedarse en casa, salir a la calle con mascarillas o incluso marcharse a lugares con menor polución.

Los primeros diagnósticos de SQM se establecieron en 1989 y fueron modificados en 1999, aunque actualmente están en fase de revisión.

Fernández-Sol… explica que ahora el SQM "está en proceso de conocimiento científico y aún no está reconocido como tal enfermedad", sino como un trastorno, si bien espera que la Organización Mundial de la Salud la pueda codificar cuanto antes porque "será más fácil hablar todos el mismo lenguaje para poder atender mejor a los pacientes".

FUENTE: http://www.canarias7.es/articulo.cfm?Id=203268

Los pájaros que salen de la mina

Publicado por Miguel Jara el 2 de marzo de 2011

El reconocimiento como enfermedad, por parte del Ministerio de Sanidad español, de la Sensibilidad Química Múltiple (SQM) parece que está algo atascado o al menos no ofrece nuevas noticias. Ahora una campaña de recogida de firmas intenta que la actual ministra Leire Pajín retome el tema. A comienzos de 2010, tras sucesivos programas del espacio radiofónico de Radio Nacional de España (RNE) Carne Cruda, que dirige Javier Gallego y que se fijó en la historia de la enferma de SQM Eva Caballé, el Ministerio, a través del secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, se comprometió a abrir un proceso de estudio de este síndrome. Más de 300.000 personas están afectadas en españa de SQM, en diferentes grados. El primer paso para encontrar soluciones sería que se reconociera de manera “oficial” la SQM, con todo lo que ello implica, sobre todo el tratamiento de las personas enfermas y su prevención.



La recogida de firmas que les comento está impulsada por el Fondo para la Defensa de la Salud ambiental (Fodesam), creado por el periodista Carlos de Prada, y la Asociación Vida Sana, que dirige Ángeles Parra, directora de la  Feria BioCultura. La campaña está consiguiendo el apoyo de muchas personas a título individual y ha despertado el interés de entidades históricas de la medicina ambiental y el tratamiento biológico de la Sensibilidad Química Múltiple como la Fundación Alborada.

El próximo sábado 5 de marzo a las 16:30 h. en el Salón de Actos de la Feria BioCultura de Valencia va a presentarse la campaña con una conferencia bajo el título Cercadas por los tóxicos: el sector ecológico en apoyo de las mujeres “burbuja”. Por el reconocimiento oficial de la Sensibilidad Química Múltiple. Van a intervenir: Elvira Llorca, madre de Elvira Roda, afectada de SQM; Isabel Ariño, afectada; Francisca Gutiérrez, de la Asociación estatal de afectados por los síndromes de sensibilidad química múltiple y fatiga crónica, fibromialgia y en Defensa de la salud ambiental (Asquifyde); Joan Picazos, de la empresa Biocop, además de los citados De Prada y Parra.

Yo voy a estar allí. En realidad estaré en BioCultura desde el viernes por la mañana invitado por el  distribuidor de productos ecológicos EnterBio. Ésta empresa tiene interés en colaborar en la campaña así como la Fundación Alborada, que enviará un representante. Creo que es importante sumar la mayor cantidad posible de fuerzas tanto sociales como empresariales. La SQM es la consecuencia visible en los cuerpos humanos de la insostenilbilidad del actual modelo de producción y consumo. Existe un movimiento cada vez más amplio que reivindica los derechos de los enfermos y enfermas de SQM y otras patologías emergentes y ambientales. Veo posibilidades reales de lograr avances y cambios profundos pero para eso hay que estar unidos (no siempre es fácil pues, como es lógico por otra parte, cada uno tenemos nuestra manera de ver las cosas, nuestro carácter, objetivos y actitud). Confío en que este sea un punto de inflexión en la actual invisibilidad a la que se ha visto abocado este colectivo hasta ahora.

La carta para la ministra estará disponible durante toda la Feria y podrá firmarse en las salas de Conferencias y proyección y en el stand de Vida Sana de la Feria de Valencia (nº 26). Para leer la carta y firmar on line aquí.

Además, durante la Feria de Valencia se estrenará en esta Comunidad la película Los Pájaros de la Mina, la primera película dedicada a la SQM. La película, cuyos exteriores en parte se han rodado en Valencia, se centra en el proceso personal, familiar y social que sufre una afectada de SQM, desde la aparición de los primeros síntomas, hasta que consigue ser diagnosticada su enfermedad. El filme se proyecta el sábado a las 10:30 h. y el domingo a la misma hora en el Salón de actos.

Más info: La salud que viene  dedica toda su primera parte a las nuevas enfermedades que surgen por la contaminación ambiental a la que estamos expuestos, entre ellas la SQM.


Fuente: http://www.migueljara.com/2011/03/02/los-pajaros-que-salen-de-la-mina/