lunes, 1 de octubre de 2012

Un ministro islandés: "La austeridad, por sí sola, no funciona para salir de la crisis"

Islandia
Vista general de una protesta celebrada a las puertas del parlamento en Reykjavik (Islandia), el 6 de marzo  de 2010. (EFE / ARCHIVO)
EUROPA PRESS. 30.09.2012

El ministro de Asuntos Exteriores y Comercio Exterior, Össur Skarpheoinsson, ha sostenido este sábado que "la austeridad, por sí sola, no funciona" para salir de la crisis, en su comparecencia ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

"En la recesión en Europa, nosotros fuimos el primer país en caer, pero también hemos sido la primera nación en salir. Si hay que sacar alguna lección de la recuperación islandesa, es que la austeridad, por sí sola, no funciona", ha sentenciado Skarpheoinsson.

Usamos el beneficio para estimular el crecimiento y garantizar que el Estado del bienestar quedara intacto

Islandia también promulgó fuertes recortes, aunque al mismo tiempo que incrementó los impuestos a los más ricos. "Usamos el beneficio para estimular el crecimiento y garantizar que el Estado del bienestar quedara intacto", ha ensalzado.

"A día de hoy, tenemos una de las tasas de desempleo más bajas en Europa y un sólido crecimiento económico. El modelo islandés funciona", ha remachado el titular de Exteriores de Islandia.

Skarpheoinsson ha señalado que, como muestra del 'milagro islandés', mientras que con el estallido de la crisis la ayuda a los países en desarrollo ha disminuido, Reikiavik camina en la senda opuesta, aumentando su partida de cooperación y comercio exterior en sus presupuestos nacionales.

La crisis financiera en Islandia se desató en 2008 tras quebrar sus tres principales bancos. Al inusitado aumento de la tasa de paro, le siguió una devaluación de la moneda, la corona islandesa; una caída estrepitosa del crecimiento, un referéndum sobre la asunción de la deuda de los bancos Glitnir, Landsbanki y Kaupthing —con resultado negativo— con inversores extranjeros y el procesamiento del ex primer ministro Geir Haarde y varios gestores de los bancos.

2 comentarios:

Mikel-Miguel dijo...

Es cierto, la austeridad valdrá para parar un despilfarro, no para activar la economía.
Sobre Islandia escribí un artículo donde mostraba que su éxito se debía a que sus ciudadanos habían logrado dirigir una democracia que ni sus políticos ni sus banqueros querían. Fue una lección de democracia.

http://miguel-esposiblelapaz.blogspot.com.es/2012/07/islandia-una-leccion-de-democracia-para.html

Dori Fernández dijo...

Gracias por visitar el blog y dejar un comentario, se agradece mucho.
Un saludo