viernes, 22 de febrero de 2019

Fatiga crónica, una enfermedad aún poco comprendida

JUEVES, 21 DE FEBRERO DE 2019

El desconocimiento de la causa de este síndrome limita que las personas que lo padecen puedan disponer de un tratamiento y una forma de prevenirlo
Una mujer intenta trabajar a pesar de tener fatiga crónica / PIXABAY  
El origen de la fatiga crónica es considerado aún un enigma. A juicio médico, este padecimiento también es conocido como una “enfermedad sistémica por intolerancia al esfuerzo” o como encefalomielitis miálgica. “Se sospechan algunas posibles causas que pueden ser probables para conocer el origen del síndrome de fatiga crónica, pero no se sabe aún a ciencia cierta”, explica el Dr. Jordi Robert, del equipo de Medicina Interna del Hospital Universitari Dexeus

Existe un convencimiento general del posible origen vírico de la enfermedad sobre una posible predisposición personal. “De hecho, a lo largo de los años se creía que el síndrome de fatiga crónica se iniciaba tras la infección por el virus de Epstein Barr”, continúa el especialista. A su vez, se han creído que otros virus podrían ser los causantes, como el parvovirus. Actualmente, a pesar de las sospechas de la infección vírica como causante o desencadenante, no existen estudios que lo confirmen.

¿CAUSAS GENÉTICAS, INMUNOLÓGICAS, EL ESTRÉS O EL AMBIENTE?

Se han intentado implicar otras causas, como las genéticas, inmunológicas, los niveles de estrés o factores ambientales. Del mismo modo, la alta incidencia de sensibilidad química hace pensar que algunos tóxicos ambientales podrían haber participado en la aparición de la enfermedad o ser los desencadenantes. También se han detectado alteraciones inmunológicas. Aún así, no existen tampoco estudios que sean concluyentes sobre estas suposiciones.

A pesar de los múltiples estudios realizados, no hay datos determinantes que permitan conocer cuál es la causa o el desencadenante del síndrome de fatiga crónica. Es probable que además, no solo exista una causa, sino que sea una combinación de varias. En este sentido, cuando hablamos del Síndrome de Fatiga Crónica, son muchos los mitos que circulan y que difunden una mala información. Interpretar mal este padecimiento puede provocar consecuencias graves. Por eso, el Dr. Robert nos va arrojar un poco de luz sobre los falsos mitos de este síndrome que logren esclarecer algunas dudas.

¿LA FATIGA CRÓNICA ES LO MISMO QUE LA FIBROMIALGIA?

“No, no lo son”, afirma Robert. Antiguamente eran diagnosticadas como una sola entidad y se pensaba que eran manifestaciones extremas de la enfermedad, pero actualmente está comprobado que son dos enfermedades distintas, un hecho confirmado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El síntoma predominante de este síndrome es la fatiga, que limita el desarrollo de las actividades cotidianas en un 50%. Por otro lado, el principal indicio de la fibromialgia, es el dolor musculoesquelético generalizado. A pesar de ser padecimientos distintos, comparten mucha sintomatología: la fatiga, el insomnio, la cefalea y el dolor muscular. “Es difícil diferenciar entre ambas. Hay casos que se pueden diagnosticar las dos enfermedades en un mismo paciente. La incidencia de Síndrome de Fatiga Crónica en pacientes diagnosticados de fibromialgia es de alrededor de un 8%”, indica el médico.

FATIGA CRÓNICA Y SENSIBILIDAD QUÍMICA MÚLTIPLE

La sensibilidad química múltiple es una enfermedad donde los pacientes presentan alergias e intolerancias a productos y sustancias ambientales --geles, cremas, colonias, etc.--, de muy difícil diagnóstico y sin criterios estables y unificados que permitan un abordaje global. La OMS no ha reconocido estos síntomas como una enfermedad, sin embargo, en algunos países sí que lo está.

El Dr. Robert, jefe de la Unidad de Fatiga Crónica y Fibromialgia, comenta que bajo su punto de vista, la sensibilidad química múltiple es la enfermedad que hoy en día genera la mayor limitación para el desarrollo de actividades cotidianas.

LOS PACIENTE DEBEN VACUNARSE

Es cierto que existe una mayor sensibilidad hacia las enfermedades infecciosas en las personas que sufren este síndrome. No obstante, también hay que tener en cuenta la intolerancia y alergias que estas puedan presentar sobre varios fármacos.

Se considera que a pesar de que las vacunas no están contraindicadas, éstas se deberían administrar solo en aquellos pacientes cuyo beneficio de la vacuna sea superior al riesgo de intolerancia. Sobre esta opinión, el Dr. Robert indica que entre los profesionales especialistas en el padecimiento pueden haber ideas diversas sobre el uso de vacunas en estos pacientes. De acuerdo a la OMS un tratamiento efectivo es el entrenamiento cognitivo con un especialista y ejercicios graduales junto a un fisioterapeuta.

5G es la "idea más estúpida de la historia del mundo"

- Bioquímica del estado de Washington / Profesor de ciencias médicas
Publicado 19 de febrero de 2019 Por Arjun Walia
  • Los hechos: Martin L. Pall, PhD y profesor emérito de Bioquímica y Ciencias Médicas Básicas de la Universidad del Estado de Washington describe en un nuevo informe los numerosos riesgos para la salud asociados con la tecnología 5G y la radiación inalámbrica en general.
  • Reflexionar sobre: 5G está ganando atención, y podría asustarnos un poco por los efectos, pero debemos observar este miedo y hacer que las personas tomen conciencia del problema para poder tomar mejores decisiones, pero no tener miedo. Echa un vistazo a nuestro protocolo CE para esto.
Estamos en medio de un despliegue de tecnología inalámbrica 5G, y los políticos aún tienen que abordar las preocupaciones de seguridad. Recientemente utilicé al primer ministro canadiense Justin Trudeau como ejemplo, pero está sucediendo en todo el mundo. Es uno de los muchos ejemplos que ilustra cómo las grandes corporaciones controlan completamente la política. También escribí recientemente sobre Robert F. Kennedy explicando cómo se produjo esto, y cómo han podido comprometer completamente al gobierno, a los grandes medios de comunicación y a nuestras agencias reguladoras federales que se supone deben protegernos e informarnos.

En el vídeo, él usa Big Pharma como ejemplo, ya que proporcionan la mayor cantidad de dinero al congreso; incluso más que el gran petróleo y el gas. En ese artículo también describo múltiples ejemplos de fraude para que los lectores puedan tener una idea más clara de lo que está pasando y ver alguna evidencia real de ello.

Está claro que no estamos protegidos, y los políticos simplemente están cumpliendo con la voluntad de sus amos, las grandes corporaciones, que a su vez actúan como esclavos de sus "señores financieros", los grandes bancos. Continuamos viendo los productos y servicios que están siendo aprobados e implementados sin pasar por ninguna prueba de seguridad. Este es un gran problema, y una de las principales razones por las que podríamos estar viendo un aumento drástico en múltiples enfermedades y dolencias, especialmente cuando se trata de trastornos neuropsiquiátricos. Un estudio titulado "Los campos electromagnéticos de frecuencia de microondas (FEM) producen efectos neuropsiquiátricos generalizados, incluida la depresión”. Publicado en el Journal of Chemical Neuroanatomy describe esto claramente, y es solo uno de los miles de estudios revisados por expertos que plantean múltiples preocupaciones con respecto a este tipo de tecnología.

¿Existe realmente alguna preocupación por el bienestar de la humanidad dentro de estas instituciones? Si no, ¿por qué seguimos apoyándolos? ¿Es porque estamos bajo la ilusión de que hay una preocupación real? ¿Y por qué seguimos quitándonos el poder al elegir políticos corruptos?

De todos modos, en este artículo, me gustaría llamar su atención sobre el Dr. Martin L. Pall, PhD y Profesor Emérito de Bioquímica y Ciencias Médicas Básicas de la Universidad del Estado de Washington. Tomado de su informe titulado “5G: ¡Gran riesgo para la UE, los EE. UU. Y la salud internacional! "Evidencia convincente para ocho tipos distintos de grandes daños causados por las exposiciones al campo electromagnético (EMF) y el mecanismo que los causa", afirma que:
  • "Poner en decenas de millones de antenas 5G sin una sola prueba biológica de seguridad tiene que ser la idea más estúpida que alguien haya tenido en la historia del mundo".
Ese informe pasa por mucha ciencia, que solo se suma a toda la ciencia que ya está disponible con respecto a los efectos dañinos de la tecnología 5G. Si está buscando más información, a menudo dirijo a las personas hacia e Environmental Health Trust porque es un gran recurso que le da acceso a más ciencia.

Esta no es información nueva. Durante años, se han publicado numerosos estudios que demuestran los problemas de salud relacionados con la tecnología 5G y cientos de científicos han solicitado a las Naciones Unidas sobre ellos. Estas iniciativas comenzaron como resultado del trabajo realizado por el Dr. Marin Blank del Departamento de Fisiología y Biofísica Celular de la Universidad de Columbia.

Según él, con respecto a la radiación inalámbrica en general:
  • “Hemos creado algo que nos está perjudicando y se está saliendo de control. Antes de la bombilla de Edison había muy poca radiación electromagnética en nuestro entorno. Los niveles actuales son muchas veces más altos que los niveles de fondo naturales y están creciendo rápidamente debido a todos los nuevos dispositivos que emiten esta radiación. En pocas palabras, están dañando las células vivas de nuestros cuerpos y nos están matando a muchos de nosotros prematuramente".
Nuevamente, es increíble que estas tecnologías se estén implementando sin que se realicen pruebas de seguridad. ¿Cómo se permite que esto suceda? La cuestión es que, si se realizaran pruebas de seguridad, probablemente no se realizarán cambios de ninguna manera, y estas corporaciones podrían implementar y utilizar estas tecnologías.

Viendo cómo trata este artículo sobre el trabajo del Dr. Pall, a continuación hay una conferencia que explica en detalle su investigación y por qué deberíamos preocuparnos por la tecnología 5G.

Es alarmante que a algunas personas se les haya hecho creer que esto es "pseudociencia". No solo es sorprendente, sino que también es muy preocupante.

Durante la "Mesa redonda sobre la salud en los edificios", patrocinada por los NIH y organizada conjuntamente por el CDC de EE. UU. Y varias otras organizaciones, el Dr. Martin Pall, de la Universidad Estatal de Washington (WSU), concluyó que la "implementación 5G es absolutamente insana". presentación, el Dr. Pall confirmó que la radiación 2G / 3G / 4G actual a la que está expuesta la población se ha relacionado científicamente con: disminución de la fertilidad, insomnio, fatiga, depresión, ansiedad, cambios importantes en la estructura cerebral de los animales, daño al ADN celular, oxidativo estrés, alteración hormonal, cáncer y mucho más. El Dr. Pall explicó brevemente los mecanismos de cómo el electro-smog emitido por nuestros teléfonos celulares, enrutadores wifi, antenas de teléfonos celulares y otras tecnologías inalámbricas afectan las células humanas.

Gøtzsche crea el Instituto para la Libertad Científica

CIENCIA INDEPENDIENTE

El científico danés expulsado de la Cochrane Collaboration promueve una nueva organización científica independiente de los intereses de las farmacéuticas.

Claudina Navarro

Peter C. Gøtzsche fue hace 25 años uno de los fundadores de la Cochrane Collaboration, una entidad –por entonces– sin ánimo de lucro cuyo objetivo ha sido realizar y revisar estudios médicos para favorecer una medicina basada en la evidencia científica.

En septiembre de 2018, la Cochrane Collaboration expulsó de su seno a Gøtzsche por haber puesto en duda la imparcialidad de una revisión sobre la seguridad del virus del papiloma humano.

Gøtzsche afirmó que los autores del estudio habían infravalorado las pruebas existentes sobre los riesgos de esta vacuna, y que lo habían hecho debido a la creciente influencia de la industria farmacéutica sobre la organización.
POLÉMICA CIENTÍFICA

Un mes más tarde, Gøtzsche fue destituido de su puesto en el Rigshospitalet, el hospital nacional de Dinamarca, por "pérdida de confianza" de la dirección. Actualmente este despido está en manos de la justicia danesa. Por ahora conserva su cátedra de Diseño y Análisis de Investigaciones Clínicas en la Universidad de Copenhague.

Gøtzsche intenta salvaguardar la independencia científica frente a las farmacéuticas

Pero Gøtzsche no se ha quedado quieto, no ha sido derrotado. Ha anunciado la fundación del Instituto para la Libertad Científica, una alternativa independiente a la Cochrane Collaboration. Y ha lanzado un crowdfunding para ponerla en marcha en el mes de marzo.

El científico danés explica que intentó defender del libre debate científico, la ausencia de conflictos de interés, la transparencia, la democracia y la cooperación en Cochrane, pero que fue expulsado por una dirección más interesada en la marcha y el negocio.

"La libertad científica, la honestidad y la integridad son constantemente atacadas, especialmente en el terreno de la salud, el cual está dominado por la industria farmacéutica y otros intereses económicos", asegura Gøtzsche, autor del libro Medicamentos que matan y crimen organizado (publicado por Los Libros del Lince). Por eso es vital que existe una organización verdaderamente independiente como la que se ha decidido a crear.
BAJO LUPA

Los medicamentos son la tercera causa de muerte

En la presentación del crowdfunding se recuerda que el profesor Gøtzsche ha denunciado que la prescripción de medicamentos es la tercera causa de muerte en los países ricos, por detrás de las enfermedades cardíacas y el cáncer, y también que muchos medicamentos psiquiátricos hacen más daño que bien. Y se pide a los ciudadanos de todo el mundo que realicen donaciones para que se puedan continuar realizando investigaciones médicas independientes.

sábado, 16 de febrero de 2019

Tres falsos mitos sobre la fatiga crónica

  • Un 3% de la población sufre esta enfermedad que a menudo se confunde con otras, como la fibromialgia
El Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) no mejora con el descanso. (Yuri_Arcurs / Getty)  
En torno a un 3% de la población mundial padece el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC). A día de hoy se desconoce cuál es su origen, aunque se sospechan múltiples causas. Se trata de una enfermedad de difícil diagnóstico y que, actualmente, obliga a reducir al menos el 50% del número de actividades que desarrollan estas personas.

También conocida como ‘enfermedad sistémica por intolerancia al esfuerzo’ o ‘encefalomielitis miálgica’, puede padecerla cualquier persona. Se caracteriza, como su propio nombre indica, por la aparición de una fatiga generalizada que no mejora con el descanso, por la dificultad a la hora de recordar hechos recientes, por padecer también trastornos del ánimo y del sueño, o dolor óseo y muscular generalizado, entre otros síntomas.

Desde la Academia Americana de Médicos de Familia señalan que es una enfermedad que hace que la persona se sienta tan fatigada que no puede realizar las tareas diarias normales. “El síntoma principal del SFC es la fatiga crónica que dura más de 6 meses. Las actividades físicas o mentales a menudo empeoran los síntomas. El descanso, por lo general, no mejora los síntomas”, precisa.

¿Cuáles son las causas?

En la actualidad, uno de los aspectos que más dificulta su prevención, diagnóstico y tratamiento es el desconocimiento de las causas de esta enfermedad. “Nadie sabe a ciencia cierta qué origina el síndrome. Los síntomas pueden ser causados por un sistema inmunológico débil o por algún tipo de virus. Los investigadores todavía están buscando la causa. El SFC es difícil de diagnosticar y algunas personas tienen dificultades para aceptarla como una enfermedad, entre ellos algunos especialistas”, añade la sociedad científica.

En este sentido, el jefe de la Unidad de Fatiga Crónica y Fibromialgia, y especialista de Medicina Interna del Hospital Universitari Dexeus de Barcelona, el doctor Jordi Robert, remarca que, al desconocer su origen, su tratamiento y prevención siguen estando limitados.

Entre las causas de la enfermedad lamenta que todavía no haya un estudio científico concluyente al respecto. “Es probable que, además, no sólo exista una causa, sino que sea una combinación de varias”, avisa este especialista en Fibromialgia y SFC del Hospital Universitari Dexeus de Barcelona.
(Getty / Getty)  
Eso sí, subraya que existe el convencimiento general del posible origen vírico de la enfermedad. De hecho, recuerda que desde hace años se creía que esta patología se iniciaba tras la infección por el virus de Epstein Barr. “Otros virus se han creído que podían ser los causantes, como el parvovirus. Actualmente, a pesar de las sospechas de la infección vírica como causante o desencadenante, no existen estudios que lo confirmen”, puntualiza el experto.

Se ha intentado implicar otras causas, como las genéticas, las alteraciones inmunológicas, los niveles de estrés o los factores ambientales, según afirma este especialista en Medicina Interna. Además, advierte de que la alta incidencia de sensibilidad química hace pensar que algunos tóxicos ambientales podrían haber participado en la aparición de la enfermedad, o bien ser los desencadenantes.

No obstante, resalta que cuando se habla del Síndrome de Fatiga Crónica son muchos los mitos que circulan con falsa información sobre la enfermedad. Aclaramos los tres principales.

1) La fibromialgia y la fatiga crónica son lo mismo

Son dos enfermedades distintas, tal y como indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), a pesar de que inicialmente se diagnosticaron como una sola entidad y se pensaba que eran manifestaciones extremas de la enfermedad.

Mientras que en la fatiga crónica su síntoma predominante es la fatiga, de forma que estos pacientes ven limitada su vida diaria en al menos un 50%, en la fibromialgia su principal síntoma es el dolor músculoesquelético generalizado.

A pesar de ello, comparten mucha sintomatología, como la fatiga, el insomnio, la cefalea o el dolor muscular. Es difícil la diferenciación entre ambas. Hay casos en los que se pueden diagnosticar las dos enfermedades en un mismo paciente. “La incidencia de SFC en pacientes diagnosticados de fibromialgia es de alrededor de un 8%”, puntualiza.

2) El SFC y la Sensibilidad Química Múltiple son lo mismo

La Sensibilidad Química Múltiple es una enfermedad en la que los pacientes presentan alergias e intolerancias a productos y a sustancias ambientales (tipo gel, cremas, colonias, etc.), de muy difícil diagnóstico, y sin criterios estables y unificados que permitan un abordaje global.

A día de hoy la OMS no la ha reconocido como una enfermedad. Sin embargo, en algunos países sí que lo está. “Es la enfermedad que hoy en día genera la mayor limitación para el desarrollo de actividades cotidianas. En la SFC también es un síntoma la intolerancia farmacológica y ambiental”, precisa Robert.

Las personas que sufren el SFC se deben vacunar

Aunque existe una mayor sensibilidad para las enfermedades infecciosas en las personas que sufren SFC, también hay que tener en cuenta la intolerancia y las alergias a los fármacos que estos pacientes suelen presentar.

Se considera que, a pesar de que las vacunas no están contraindicadas, éstas se deberían usar sólo en aquellos pacientes que el beneficio de la vacuna sea superior al riesgo de intolerancia. “Entre los profesionales puede haber ideas diversas sobre el uso de vacunas en estos pacientes”, precisa.

Sevilla: El Ayuntamiento de Sevilla envenena a la población usando herbicida altamente tóxico

 Por Ecologistas en Acción

Vuelven a aparecer en espacios urbanos extensiones con la vegetación espontánea arrasada con un característico color marrón, totalmente quemado por la aplicación del herbicida glifosato. Ecologistas en Acción responsabiliza de este hecho a PSOE, PP y Ciudadanos por su aprobación de la moción en el pleno el 25 de mayo de 2018, que volvió a autorizar el uso de glifosato, ignorando así el principio de precaución tal y como define el Real Decreto 1311/2012.

La reversión de prohibir los herbicidas están provocando que se envenene a la población con estos químicos altamente tóxicos en zonas de recreo y campos de deportes, así como jardines cercanos a colegios, guarderías y centros sanitarios.

Esta aplicación masiva del veneno demuestra la incapacidad de los servicios municipales de poner en marcha un plan de control de la flora adventicia urbana de una manera más sostenible y menos contaminante, y que se base en la necesaria campaña de información y concienciación.

Es necesario explicar a la población el papel ecológico que juega esta flora en el mantenimiento del ecosistema urbano, dando cobijo y alimentación a insectos y aves beneficiosas para el control de plagas.

En segundo lugar es cierto que hay que controlar estas hierbas pero sólo cuando al secarse a finales de primavera pueden suponer un problema, atajable con contratas específicas de operari@s para su retirada mediante labores mecánicas.

La catalogación del Glifosato como agente “probablemente cancerogénico para los seres humanos” por parte de la Agencia de Investigación sobre el Cáncer (IACR) que forma parte de la OMS no es suficiente aviso para el Ayuntamiento de Sevilla para tener en cuenta el Real Decreto que le permite, en aplicación de sus competencias, la prohibición de la aplicación de herbicidas en zona urbana. Será la ciudadanía la que tenga que adoptar medidas vía demanda judicial, en caso de que se continúe con estas malas prácticas.

Recuerdan que ya el año pasado ganó una demanda judicial un jardinero con cáncer terminal (linfoma no Hodgkin) a la multinacional Monsanto (Bayer), principal productora de glifosato en su marca comercial RoundUp, por 289 millones de dólares debido al uso de este herbicida.

Sólo intereses ajenos a la ciudadanía, que se correspondan con presiones de las multinacionales del sector o de técnicos ante una simplificación de las tareas de control por la supuesta eficacia frente a otros métodos, podrían explicar este interés por el uso del glifosato.

Ecologistas en Acción no cejará en su intento de convencer a las responsables del Ayuntamiento que hay otra forma de tratar estas plantas, que hay experiencia en otras ciudades que no usan herbicidas que se demuestran válidas y que con una buena planificación de los tratamientos mecánicos tendremos una ciudad más sana y con mayor biodiversidad.